Esta es la forma más fácil de cocinar el salmón al horno, una receta sin complicaciones que siempre queda bien. A mí me gusta comprar filetes enteros con piel, pero esta receta te sirve también con el salmón cortado en rodajas o en lomos, solamente vigila el tiempo de horno para no pasarte.

El salmón así cocinado queda muy jugoso pero si te apetece acompañarlo de una salsa, te propongo tres:

Salmón al horno

 Raciones: 3-4

 Preparación: 5 '

 Cocción: 20 '

 Total: 25 '

Ingredientes

  • 1 filete de salmón, mejor con piel que ahí hay mucho colágeno. Este concretamente es salmón noruego.
  • Aceite de oliva
  • Eneldo seco

Instrucciones

  1. Calienta el horno a 200 ºC.
  2. Extiende el filete de salmón con la piel hacia abajo sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear o un tapete de silicona.
  3. Si no lo han hecho en la pescadería, elimina las espinas más grandes con la ayuda de unas pinzas.
  4. Rocía un poco de aceite de oliva por encima de todo el salmón.
  5. Añade ahora el eneldo, también por encima. No escatimes.
  6. Hornea el salmón durante 15-20 minutos a 200 ºC, calor arriba y abajo sin ventilador. El tiempo dependerá del grosor del filete y de lo hecho que te guste.
  7. Opcional: cambia el horno a la función grill, sube la temperatura a 250 ºC y deja que se dore la parte superior durante un par de minutos.
  8. No suelo ponerle sal al pescado pero si al probarlo crees que la necesita, adelante. No es que me parezca mala, es que no creo que la necesite.