Este bizcocho de calabaza lo hice para dar salida a una calabaza asada que llevaba un par de días en la nevera y resultó estar mucho más bueno de lo que esperaba. Es suave, esponjoso, tierno, avainillado…

La masa te sirve para hacer un bizcocho con el molde que tengas o incluso unas madalenas - en ese caso tendrás que reducir un poco el tiempo de horno -.

Se puede comer tal cual o añadirle mermelada, chocolate, manteca de avellanas,… 

Ingredientes

  • 1 taza de puré de calabaza
  • ½ taza de harina de coco
  • ½ taza de harina de almendra
  • ½ taza de manteca de almendra o ghee derretido
  • 4 huevos
  • 2 cucharadas del edulcorante que quieras, yo he usado eritritol
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de pumpkin spice
  • ½ cucharadita de sal
  • ¼ de cucharadita de vainilla en polvo

Instrucciones

  1. Precalienta el horno a 175 ºC.
  2. Coloca los ingredientes húmedos en el procesador de alimentos o vaso de la batidora y mezcla durante un par de minutos hasta que estén bien combinados y con una textura suave y aireada. A simple vista verás como si doblaran el volumen.
  3. Mezcla en un bol los ingredientes secos y remueve con una espátula.
  4. Combina los ingredientes húmedos con los secos y remueve con cuidado hasta que toda la masa esté bien integrada.
  5. Rellena el molde o moldes que vayas a utilizar y que habrás previamente engrasado o forrado con papel de horno.
  6. Hornea durante 45 minutos si utilizas un molde grande o 25 minutos si utilizas moldes individuales.