Estos crackers de trigo sarraceno y semillas sin gluten te van a encantar y los vas a hacer sin parar, palabra.

Son perfectos para acompañar una crema de verduras, una tabla de quesos o tu dip favorito: guacamole, salsa de anacardos, hummus de coliflorpaté de berenjena, etc.

Ingredientes

  • 1 taza (120 g) de copos de trigo sarraceno. Tienen un aspecto parecido al de los copos de avena.
  • ¾ de taza (110 g) de pipas de calabaza
  • 1/3 de taza (50 g) de pipas de girasol
  • 1/3 de taza (60 g) de semillas de sésamo crudo
  • 3 cucharadas (18 g) de psyllium en cáscara, 2 cucharadas si es en polvo (personalmente me gusta más usarlo en cáscara)
  • 1 cucharada (15 ml) de aceite de oliva
  • 1 cucharadita (3 g) de sal
  • ¾ de taza (180 ml) de agua
  • Opcional: entre ¼ y ½ de cucharadita de las especias que prefieras: orégano, romero, ajo deshidratado, cúrcuma, etc.

Instrucciones

  1. Precalienta el horno a 190 ºC.
  2. Mezcla en un bol todos los ingredientes excepto el aceite y el agua.
  3. Añade entonces el aceite y mezcla.
  4. Añade el agua, mezcla de nuevo y deja reposar 10 minutos.
  5. Forma una bola con la masa y colócala sobre una bandeja de silicona o papel de horno.
  6. Coloca otro trozo de papel de horno por encima y con la ayuda de un rodillo, extiende la masa hasta lograr un enorme cracker con un grosor aproximado de 5 milímetros.
  7. Retira con cuidado el papel de encima.
  8. Hornea durante 15-20 minutos.
  9. Saca la bandeja del horno y dale la vuelta al cracker gigante. Si se rompe no pasa nada porque después lo romperás del todo.
  10. Hornea por el otro lado, unos 15-20 minutos más. Estate pendiente del horno para que no se tueste demasiado.
  11. Saca la bandeja del horno y deja enfriar.
  12. Trocea con las manos en crackers del tamaño que quieras.