De esta lubina salvaje comimos todos (2 adultos y un niño de 3 años), así era de grande y así de fácil se cocina al horno mientras tú terminas de preparar el primer plato.

¿La lubina es pescado blanco o azul?

El pescado se divide en tres tipos según su contenido en grasa (el famoso omega 3):

  • Pescado blanco: menos del 2% de grasa
  • Pescado semigraso: entre un 2% y un 7% de grasa
  • Pescado graso o azul: más del 7% de grasa

La lubina es a veces pescado blanco y a veces pescado semigraso, depende de la época del año, de su alimentación, de la temperatura del agua, de si es salvaje o de cría, etc.

Su contenido en grasa suele oscilar entre los 2,3 y los 6 g por 100 g de pescado.

La lubina salvaje ha sido capturada en el mar y eso la diferencia de la lubina de piscifactoría en varios aspectos. Algunos son meramente estéticos, como la forma de la cola y las aletas o el desarrollo de sus escamas; pero hay también diferencias en cuanto al sabor.

La lubina salvaje se alimenta de pequeños peces y crustáceos, de modo que la carne es más rosada y tiene un sabor más intenso. Además la lubina salvaje nada grandes distancias, de modo que tiene más músculo y menos grasa, lo que se traduce en una carne más compacta.

¿Y todo esto importa?

Pues yo creo que no demasiado, porque a no ser que te dediques a la cata profesional de lubina, es más que probable que no notes la diferencia. Así que compra la lubina que quieras y que te permita el bolsillo, lo importante es comer pescado.

Al final, tanto la captura salvaje como la cría tienen sus pros y sus contras, y está claro que al ritmo que consumimos pescado tienen que surgir métodos de cría, como surgió en su momento la ganadería para no tener que salir a cazar todos los días.

Lubina salvaje al horno

 Raciones: 2

 Preparación: 5 '

 Cocción: 20 '

 Total: 25 '

Ingredientes

  • Una lubina salvaje
  • Aceite de oliva
  • Sal marina seca
  • Eneldo seco

Instrucciones

  1. Calienta el horno a 200 ºC.
  2. Coloca la lubina en la bandeja del horno sobre un tapete de silicona o papel de horno.
  3. Añade por encima un chorrito de aceite de oliva, una pizca de sal gruesa y un montón de eneldo seco.
  4. Hornea durante 20-25 minutos, calor arriba y abajo.