Laura, ¿qué me compro, una Instant Pot o una olla de cocción lenta?

Ashhh... la eterna pregunta. Pues venga, me voy a mojar, pero antes déjame decirte que yo tengo las dos, porque lo mío con los chismes de cocina es grave, y porque me parecen dos ollas fantásticas que hacen la vida en la cocina mucho más fácil.

Olla rápida eléctrica vs. olla lenta

Respuesta corta: cómprate una olla rápida eléctrica y multifunción. (Añado lo de eléctrica y multifunción porque por olla rápida a secas suele entenderse una olla a presión convencional).

Respuesta larga: a verrrr.... depende.

olla rápida

Por olla rápida me refiero a una olla eléctrica programable como la Instant Pot, la Multicooker de Crock-Pot, la WMF Perfect Multifunctional y otras por el estilo.

Hace un tiempo escribí largo y tendido sobre la Instant Pot en este post que te enlazo aquí. Te haré un resumen: es maravillosa.

Una olla eléctrica programable se caracteriza por tener varios programas de cocción: a presión, cocción lenta, salteado, vapor, yogurtera, arrocera, etc.

Su función estrella es la cocción a presión: cómoda, rápida, segura y con resultados espectaculares. Pero las otras funciones rinden igual de bien, entre ellas la cocción lenta. 

Es decir, que la Instant Pot y sus análogas son ollas rápidas pero también funcionan como olla lenta. Dos en uno. Un espectáculo.

Instant Pot opinion

Con este tipo de ollas podrás cocinar muchísimas recetas en tiempo récord y con resultados espectaculares. Por ejemplo:

Tienes alguna más aquí. Algunas son aptas para olla rápida y olla lenta porque se pueden hacer de ambas formas. Por ejemplo el caldo de huesos. Sin embargo prefiero hacer el caldo en la Instant Pot porque:

  • Puedo hacer más cantidad
  • No se evapora nada
  • No huele toda la casa a caldo

Quizá el único punto negativo de este tipo de ollas es que tendrás que leerte las instrucciones (esto es obvio pero aun así da pereza) y las primeras veces que la uses dudarás de todo. Pero esa fase se supera y después seréis uña y carne.

Otro punto a tener en cuenta es que si te gusta cocinar un pollo entero, es más cómodo hacerlo en una olla lenta grande que tenga un recipiente alargado. La cubeta de las ollas rápidas suele ser más vertical y no es tan cómoda para sacar el pollo una vez cocinado. En olla rápida es preferible cocinar el pollo troceado.

Olla de cocción lenta o slow cooker o Crock-Pot

Crok-Pot es en realidad una marca, ollas de cocción lenta las hay ya de mil marcas, pero mira, se ha quedado como nombre genérico.

La olla de cocción lenta cocina los alimentos a baja temperatura, por lo que suele necesitar tiempos de cocción elevados.

Hay recetas que están listas en 1 hora y otras que tardan 12, pero la media suele ser de 4 o 5 horas.

Olla de cocción lenta o slow cooker

La olla de cocción lenta es muy agradecida: fácil de usar, fácil de limpiar, todo sabe rico... tan solo necesitas planificarte.

Aquí tienes algunas recetas que cocino siempre en la olla lenta:

Tienes alguna más aquí, pero piensa que también podrías cocinarlas en una olla rápida eléctrica usando la función slow cooker.

Conclusión

Si lo que te gusta es cocinar, eres amante del batch cooking y tienes espacio en la cocina, cómprate las dos porque les vas a sacar mucho partido.

Habrá recetas que por cantidad o comodidad preferirás hacer en la olla lenta, y lo mismo con la olla rápida. Hay incluso ollas lentas pequeñitas, de unos 2 litros, que son perfectas para cocinar salsas.

Si solo tienes espacio y presupuesto para una, cómprate una olla rápida porque es mucho más versátil.

Si aun así no lo tienes claro, lo mejor que puedes hacer es leer recetas para cada una de ellas y decidir si te encajan, tanto por el tipo de alimentos como por los pasos a seguir:

¿Cómo elegir tu olla?

Aquí tienes algunos puntos a tener en cuenta a la hora de elegir tu olla:

Olla rápida eléctrica: 

  • Elige un tamaño que se corresponda con el número de personas que seáis en casa. Las hay de 3, 6 y 8 litros. Yo tengo la Instant Pot de 8 litros porque soy así de exagerada (somos 3 en casa). Me va de perlas para hacer caldo de huesos para 5 o 6 días (lo tomamos a diario).
  • Elige una cuya cubeta interior sea de acero inoxidable sin antiadherente.

Olla lenta: 

  • Elige un tamaño que se corresponda con el número de personas que seáis en casa. La mía es de 3.5 litros y está bien para recetas de pescado, carne y verdura; para hacer caldo de huesos se me queda pequeña.
  • Si vas a querer cocinar un pollo entero grande, elige un modelo de 5 litros o más.
  • Elige una cuyo recipiente interior sea de cerámica libre de plomo.
  • Las hay digitales y analógicas. Las analógicas dan menos problemas a la larga, pero las digitales son más chulas. Decide tú.