Este brownie sin gluten es jugoso, suave y tiene un intenso sabor a chocolate. Lo que nadie adivinará nunca es que lleva calabacín, y mucho. Además es muy fácil de preparar.

Brownie de calabacín

 Raciones: 8-10 personas

 Preparación: 10 '

 Cocción: 45 '

 Total: 55 '

Ingredientes

  • 2 tazas (400 g) de calabacín rallado
  • 4 huevos
  • ½ taza (62 g) de harina de coco (no la sustituyas por otra harina y no es lo mismo que el coco rallado)
  • ½ taza (50 g) de cacao en polvo
  • ¼ de taza (55 g) de ghee, mantequilla, aceite de coco o aceite de oliva. Si usas ghee, mantequilla o aceite de coco, derrítelo antes y espera a que se enfríe un poco.
  • ¼ de taza (60 g) de eritritol o el edulcorante que prefieras
  • ½ cucharadita de bicarbonato
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ taza de chocolate troceado, yo uso 100 %

Instrucciones

  1. Calienta el horno a 180 ºC.
  2. Ralla el calabacín bien fino con un procesador de alimentos o mandolina y reserva. Verás que suelta bastante agua pero no hace falta escurrirlo. Tampoco hace falta pelarlo aunque quizá quieras hacerlo si el calabacín no es ecológico o si prefieres que nadie adivine que está ahí: si lo dejas con piel podría verse algún trocito verde.
  3. Bate los huevos en un bol grande.
  4. Añade el ghee derretido (que no caliente, cuidado porque esto podría cuajar los huevos) y remueve.
  5. Añade la harina de coco, el cacao, el eritritol, el bicarbonato y la sal. Remueve de nuevo.
  6. Incorpora ahora el calabacín rallado. Mezcla con paciencia, al principio cuesta un poco.
  7. Añade por último el chocolate troceado.
  8. Engrasa o forra con papel de horno un molde y vierte la masa. Yo suelo usar uno rectangular de 24 cm.
  9. Hornea durante 45 minutos a 180 ºC.
  10. Pasado el tiempo, saca el brownie del horno y deja reposar unos 10 minutos. Desmolda y deja enfriar sobre una rejilla.
  11. Consérvalo en un táper hermético en la nevera, aguanta unos 5 o 6 días. Está bueno en frío pero más aun en caliente, mételo unos 30 segundos en el microondas para que los trozos de chocolate se vuelvan a fundir.