Estas son las galletas que me vienen a la cabeza cuando pienso en el monstruo de las galletas. No sé si él también ha apartado el gluten de su vida, pero seguro que si le planto delante estas galletas con chips de chocolate se las zampa sin pensárselo dos veces.

Galletas sin gluten con chips de chocolate

 Raciones: 10-12 galletas

 Preparación: 15 minutos

 Cocción: 10 minutos

 Total: 25 minutos

Ingredientes

  • 1/3 de taza (35 g) de harina de coco
  • ½ taza (unos 85 g) del azúcar o edulcorante granulado que quieras
  • 2 huevos
  • ¼ de taza (unos 50 g) de aceite de coco, ghee o mantequilla en textura pomada
  • ¼ de cucharadita de vainilla en polvo
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de polvo de hornear
  • ½ taza de chips de chocolate o chocolate troceado

Instrucciones

  1. Precalienta el horno a 175 ºC.
  2. Mezcla en un bol la harina de coco, el polvo de hornear, la sal y la vainilla, y reserva.
  3. Mezcla en otro bol el azúcar con el aceite de coco (o ghee o mantequilla). Lo ideal sería usar una batidora de repostería, esta es la que tengo yo.
  4. Añade los huevos a la mezcla del azúcar y mezcla de nuevo.
  5. Añade entonces poco a poco los ingredientes secos a este bol y sigue mezclando.
  6. Por último incorpora las chips de chocolate o el chocolate troceado.
  7. Forra una bandeja de horno con papel de hornear o utiliza una bandeja de silicona.
  8. Con la ayuda de una cuchara de medir, toma siempre la misma cantidad de masa (por ejemplo, 2 cucharadas), forma una bola y colócala sobre la bandeja.
  9. Aplástala con cuidado con las manos o con el culo de un vaso para formar una galleta. La idea es que quede gordita, no la aplastes demasiado.
  10. Haz lo mismo con toda la masa hasta llenar la bandeja.
  11. Hornea durante unos 10-12 minutos, hasta que estén doraditas.
  12. Saca la bandeja del horno y espera unos 5 minutos a que se enfríen un poco las galletas. Colócalas entonces con cuidado sobre una rejilla para que se terminen de enfriar.
  13. Si las pruebas recién hechas estarán muy blanditas. A medida que pasen las horas se irán endureciendo. Están buenas de las dos maneras.