Este bizcocho de espinacas sin gluten es intensamente verde y está increíblemente bueno. Y digo eso de increíblemente por la cantidad de espinacas que lleva: te aseguro que no se notan ni un poquito.

Bizcocho de espinacas sin gluten

 Raciones: Un bizcocho alargado de 24 cm

 Preparación: 15 '

 Cocción: 35 '

 Total: 50 '

Ingredientes

  • 2 tazas de espinacas crudas, algo así como 2 puñados bien grandes
  • 3 huevos
  • 1 taza de harina de almendra, 95 g
  • ½ taza de harina de coco (no es lo mismo que el coco rallado), 50 g
  • ½ taza de la leche que quieras, yo he usado leche de coco, 125 ml
  • ¼ de taza de aceite de oliva, aceite de coco, ghee o mantequilla, 60 ml
  • 3 cucharadas de eritritol, xylitol o el edulcorante o azúcar que prefieras. Ajusta la cantidad a tu gusto y en función del que elijas.
  • ½ cucharadita de bicarbonato
  • ½ cucharadita de vinagre de manzana o zumo de limón
  • ¼ de cucharadita de vainilla en polvo
  • Una pizca de sal, algo así como 1/8 de cucharadita
  • ¼ de taza (55 g) de manteca de coco. Si la mides en sólido, que sea ½ taza aprox. La manteca de coco no es lo mismo que el aceite de coco.
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • Entre 1 cucharada y 1 cucharadita (al gusto) de eritritol o xylitol o el edulcorante que prefieras, preferiblemente molido como si fuera azúcar glass.
  • 1 pizca diminuta de sal

Instrucciones

  1. Calienta el horno a 175 ºC y engrasa o forra con papel de horno el molde que vayas a utilizar. Yo usé uno alargado de 24 cm pero también puedes usar uno redondo de 20-22 cm.
  2. Coloca las espinacas limpias y escurridas, los huevos y la leche en una batidora o procesador de alimentos y tritura hasta conseguir que las espinacas estén completamente trituradas.
  3. Vierte esa mezcla en un bol y añade poco a poco el resto de ingredientes excepto el vinagre o zumo de limón. Mezcla bien con una espátula (no utilices aquí batidora ni similar) para deshacer los grumos, especialmente los que pueda formar el bicarbonato.
  4. Añade entonces el vinagre o zumo de limón, remueve con suavidad y vierte la masa en el molde.
  5. Hornea durante unos 35 ºC a 175 ºC, calor arriba y abajo sin ventilador. El tiempo puede variar en función de tu horno.
  6. Pasado el tiempo, saca el bizcocho del horno y deja enfriar unos 10 minutos. Desmolda, coloca sobre una rejilla y deja enfriar 20 minutos más.
  7. Entretanto, combina en un cazo pequeño a fuego lento los ingredientes del glaseado: ¼ de taza de manteca de coco, 2 cucharadas de aceite de coco y 1 cucharada de eritritol o xylitol o el edulcorante que prefieras, preferiblemente molido, y la pizca de sal.
  8. Manténlo al fuego removiendo constantemente durante un par de minutos o hasta que se deshaga la manteca, el tiempo dependerá de lo fría que esté.
  9. Vierte el glaseado sobre el bizcocho con una cuchara o una espátula pequeña.
  10. Refrigera en la nevera durante unos 30 minutos para que se endurezca.
  11. Consérvalo en la nevera unos 5 días.