La manteca de coco se prepara con un único ingrediente, un procesador o batidora potente y una buena dosis de paciencia. Después podrás utilizarla para comer tal cual, para hacer leche de coco mezclándola con agua, para añadir a smoothies y batidos y para sustituir en cualquier receta a una manteca de frutos secos.

Manteca de coco casera

 Raciones: 500 g

 Preparación: 15 '

 Cocción: -

 Total: 15 '

Ingredientes

  • 500 g de coco rallado o escamas de coco. No puede ser coco fresco, tiene que estar deshidratado.

Instrucciones

  1. Coloca el coco en un procesador de alimentos o una batidora potente y empieza a triturar poco a poco.
  2. Para el procesador cada 45 segundos más o menos para bajar los restos que se hayan quedado pegados a las paredes.
  3. Cuando empiece a deshacerse el coco podrás ir espaciando las veces que tienes que parar el procesador.
  4. Sigue triturando hasta que se forme una crema espesa.
  5. Consérvala en un tarro a temperatura ambiente. Es normal que se endurezca, especialmente en los meses fríos. Caliéntala al baño María si necesitas ablandarla.

Vídeo