Si no te convence el sabor del hígado pero tienes claro que hay que consumirlo sí o sí -es imbatible a nivel de nutrientes- prueba a comerlo camuflado en este pastel de carne o meat loaf. Además del hígado lleva un montón de verduras, lo que lo convierte en un plato muy completo.

Está muy bueno tal cual o acompañado de ketchup o alioli caseros, y se puede comer frío o caliente. También se puede congelar.

Yo he utilizado cebolla, calabacín y brócoli, pero puedes añadir las verduras que más te gusten: puerro, zanahoria, berenjena, etc.

Pastel de carne e hígado con verduras

 Raciones: 6 personas

 Preparación: 20 '

 Cocción: 1 h

 Total: 1 h 20 '

Ingredientes

  • 500 g de carne picada
  • 250 g de hígado (aprox.), a mí me gusta de pollo, cerdo o ternera pero el de cordero sirve también
  • 2 cebollas pequeñas o un puerro picados
  • 1 calabacín en dados
  • Medio brócoli picado o las verduras que quieras: berenjena, boniato, zanahoria, etc.
  • 2 huevos
  • ¼ de taza de harina de coco
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon
  • ½ cucharadita de ajo deshidratado o 1 diente de ajo picado
  • 2 cucharadas de aceite 2 cucharadas de aceite para saltear las verduras
  • Sal al gusto, algo así como ½ cucharadita
  • Pimienta al gusto
  • Opcional: una o dos cucharadas de coconut aminos
  • Especias al gusto: hierbas de provenza, orégano, ...

Instrucciones

  1. Calienta el horno a 175 ºC.
  2. Calienta el aceite en una sartén y añade la cebolla picada. Dórala durante unos 8-10 minutos.
  3. Añade el calabacín y el brócoli. Saltea unos 5 minutos y apaga el fuego. No hace falta que las verduras queden del todo hechas porque después irán al horno.
  4. Tritura el hígado crudo en la batidora.
  5. En un bol grande añade la carne picada, el hígado triturado y las verduras de la sartén. Remueve.
  6. Añade la sal, el ajo, la mostaza y las especias. Mezcla.
  7. Añade la harina de coco y el huevo. Mezcla. También la salsa coconut aminos si la usas.
  8. Engrasa con un poco de aceite de oliva un molde estrecho y alargado y vierte la masa.
  9. Alisa la superficie.
  10. Hornea durante unos 45 minutos a 175 ºC.

Hígado: una bomba de nutrientes

El hígado es probablemente el alimento más denso nutricionalmente hablando, y es que se sale de la tabla cuando lo comparas con cualquier otro.

Vitamina A, vitaminas del grupo B incluyendo B12 y folato, vitamina K2, hierro, cobre, colina, todos los aminoácidos esenciales ... 

Se trata además de vitaminas en una forma altamente bioasimilable. Es al fin y al cabo un alimento que el cuerpo reconoce, puesto que evolutivamente hablando se consumía siempre.

Tiene de hecho tantas vitaminas que no conviene comerlo a diario. Una lástima para mí, buenas noticias para los que comen hígado por obligación. Basta con una ración a la semana o cada 15 días para obtener todos sus beneficios.

Mejor ecológico

El hígado es un órgano con infinidad de funciones, pero quizá la más conocida sea el filtrado de toxinas, también en los animales aunque ellos no beban whisky; y aunque es cierto que las filtra y no las acumula más que cualquier otro corte de carne, siempre será una buena idea consumirlo ecológico y/o de pasto.