Prepara este guiso de cordero con inspiración marroquí y disfruta de una mezcla de especias que te transportará a otras latitudes.

La falda y el cuello de cordero es una carne asequible porque se trata de trozos pequeños, pero no tiene nada que envidiarle a cualquier otro corte. Es tierna y muy sabrosa, ideal para cocciones largas a fuego suave en olla de hierro (1 hora aproximadamente) o en la olla de cocción lenta (unas 5 horas a baja temperatura).

En este caso he preparado el guiso al fuego en una olla de hierro fundido, de esas ideales para tonificar los brazos.

Guiso de cordero marroquí con canela, jengibre y naranja

 Raciones: 4-5 raciones

 Preparación: 30 '

 Cocción: 1 h

 Total: 1 h 30 '

Ingredientes

  • 1 kg de falda y cuello de cordero, cortado en trozos pequeños
  • 2 cebollas medianas
  • 1 calabacín grande
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 taza de caldo de carne o verduras, 250 ml
  • El zumo y la ralladura de una naranja (si no fuera temporada de naranjas puedes usar limón)
  • 1 cucharada de romero seco
  • ½ cucharadita de jengibre molido (o un trocito de jengibre fresco cortado bien pequeño)
  • ½ cucharadita de canela
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra al gusto
  • Fruta seca (opcional): 2 dátiles o 2 higos secos o un puñado pequeño de pasas

Instrucciones

  1. Coloca la carne en un bol y añade la sal, la pimienta y la canela. Remueve para que todas las piezas queden bien sazonadas.
  2. Calienta las 2 cucharadas de aceite de oliva en un olla grande a fuego medio y dora la carne durante unos 4 minutos. Dale la vuelta a los trozos para que se doren por todos los lados.
  3. Pica la cebolla y añádela a la olla junto a la carne. Cocina durante 5 minutos removiendo de vez en cuando.
  4. Añade el ajo picado, el romero y el jengibre. Cocina durante un par de minutos más.
  5. Añade entonces el vinagre de manzana, el caldo, el zumo y la ralladura de naranja, y la fruta seca, en caso de usarla.
  6. Corta el calabacín en dados e incorpóralo al guiso.
  7. Baja un poco el fuego, coloca la tapa de la olla y cocina durante 1 hora o hasta que el cordero esté tierno.
  8. Si se evaporara demasiado caldo y el guiso estuviera muy seco, añade un poco más de caldo o agua.