El colinabo se puede comer hervido, asado, frito y crudo - rallado en la ensalada - y está buenísimo.

Como más nos gusta es asado o frito y sazonado con una pizca de sal. Sabe a esas patatas fritas caseras que quedaban blandurrias... a mí me encantaban.

En la sartén se hacen antes pero tienes que estar más pendiente. En el horno son 35-45 minutos pero te puedes olvidar.

Para prepararlo, pélalo bien porque la piel es muy dura. Después córtalo en tiras como si fueras a hacer patatas fritas.

Colinabo al horno o en la sartén

 Raciones: 2

 Preparación: 10 '

 Cocción: 40 '

 Total: 50 '

Ingredientes

  • Un colinabo
  • Aceite de oliva
  • Sal

Instrucciones

  1. Pela el colinabo y córtalo en tiras del grosor que prefieras.

En el horno:

  1. Calienta el horno a 175 ºC.
  2. Coloca el colinabo en la bandeja del horno, sobre papel de hornear o un tapete de silicona.
  3. Rocíalo con aceite de oliva y sazona con sal al gusto.
  4. Hornea durante 35 - 45 minutos a 175 ºC.
  5. Si al terminar el tiempo está muy blanquito y quieres dorarlo más, hornea 5 minutos a 200 ºC con la función grill

En la sartén:

  1. Calienta 3 cucharadas de aceite de oliva en una sartén grande.
  2. Coloca varias tiras de colinabo, no demasiadas, que no se amontonen.
  3. Cocina a fuego medio/alto hasta que el colinabo esté dorado y entonces dale la vuelta a todas las tiras.
  4. Cuando se hayan dorado por el otro lado pásalas a un plato con una servilleta absorbente y repite hasta terminar con todo el colinabo.

Receta de colinabo