Cuidadito porque tengo una panificadora y sé como usarla.

Y mira que no las tenía yo todas conmigo: será otro trasto en la cocina (y menudo trasto), la usaré dos veces y después se quedará ahí muerta de asco... ¡pues no! Porque esta panificadora prepara un pan sin gluten de trigo sarraceno buenísimo en solo 2 horas y 20 minutos, de los cuales solamente 10 requieren que yo haga algo, el resto es esperar a que se produzca la magia dentro de la cubeta.

Mi panificadora

Mi panificadora es una Lacor con dos cubetas y 12 programas y la puedes encontrar en la tienda online de utensilios Cucute.

Es más compacta que muchos de los modelos que hay en el mercado (38 x 30 x 34 cm) y su funcionamiento es extremadamente sencillo.

Los programas son: básico, blanco rápido, integral, integral rápido, francés, dulce, súper rápido, sin gluten, masa, masa de pasta, mermelada, horneado y pastel.

Viene con los siguientes accesorios:

  • Una cubeta redonda y otra rectangular para hacer panes o bizcochos de distinta forma
  • Dos palas de acero diferentes para mezclar la masa
  • Cuchara medidora de plástico con 2 medidas: cucharadita y cucharada
  • Vaso de plástico con medidas en onzas y en mililitros de hasta 300 ml (se queda corto porque para esta receta uso 500 ml pero se lo vamos a perdonar)
  • Manual de instrucciones con recetas para elaborar distintos tipos de pan

La panificadora hace todo el trabajo (mezclar, amasar, reposar y hornear) sin ensuciar y en un tiempo récord. Basta con añadir los ingredientes a la cubeta, seleccionar el tiempo y la cocción deseada y la panificadora hará el resto. Estoy impresionada, de verdad.

También puedes programarla para amasar y reposar la masa pero después hornearla en el horno si por ejemplo quieres hacer panecillos en lugar de un pan grande.

La cubeta de acero inoxidable no se puede meter en el lavavajillas pero es muy fácil de limpiar.

Pan de trigo sarraceno en panificadora

Para hacer este pan de trigo sarraceno he utilizado como base la receta que venía en las instrucciones, eliminando los ingredientes que no me gustaban (mezcla de harinas sin gluten, azúcar, goma xantana, etc.) y sustituyéndolos por otros.

He probado la receta final varias veces y siempre queda perfecta. El pan está rico tal cual, pero más aun si lo tuestas con un poco de aceite de oliva o ghee.

 Raciones: 1 kg

 Preparación: 10 '

 Cocción: 2 h 10 '

 Total: 2 h 20 '

Ingredientes

  • 500 g de harina de trigo sarraceno
  • 500 ml de agua templada, entre 45 y 52 ºC
  • 1 huevo mediano o grande
  • 2 cucharadas de aceite de oliva, 30 ml
  • 1 cucharada de psyllium - lo venden en polvo y en cáscara, yo lo prefiero en cáscara -.
  • Un sobre de levadura seca sin gluten, 9 g
  • 1 cucharadita de sal
  • Opcional: 2 cucharadas de pipas de girasol y 2 cucharadas de pipas de calabaza o las semillas o frutos secos que quieras.

Instrucciones

  1. Bate el huevo en un bol pequeño.
  2. Extrae la cubeta de la panificadora para evitar que al añadir los ingredientes puedan caer en la resistencia.
  3. Coloca en el interior de la cubeta el agua, el aceite, el huevo batido, el psyllium y la sal.
  4. Añade la harina encima procurando que cubra toda la superficie de la cubeta, que no se vean los líquidos que hay debajo.
  5. Añade por último la levadura en la parte central de la cubeta, sobre la harina. La levadura no debería entrar en contacto en este punto con los ingredientes que has añadido al principio (agua, aceite, huevos y sal).
  6. Mi panificadora tiene un compartimento específico para las semillas, si es tu caso coloca en él las semillas que quieras. Si tu panificadora no lo tiene, añade las semillas encima de la levadura.
  7. Selecciona el programa de pan sin gluten.
  8. Una vez finalizado, retira el pan de la cubeta y deja que se enfríe sobre una rejilla.