Esta receta de oreja de cerdo ibérico tiene solo 4 ingredientes, 3 de los cuales son agua, pimienta y sal. Y es que la oreja de cerdo tiene tantísimo sabor que no necesitarás mucho más para prepararla.

Métodos de cocción

Yo he cocinado esta receta en mi Instant Pot usando un programa a presión, pero si tienes otra olla similar, como la Multicooker de Crock-Pot o la WMF Perfect Multifunctional podrás seguro adaptar las instrucciones.

También puedes cocinar la oreja de cerdo en una olla a presión convencional, calcula los 20 minutos de cocción desde el momento en que la olla alcance el nivel de presión.

Oreja de cerdo

 Raciones: 2

 Preparación: 15 '

 Cocción: 50 '

 Total: 1 h 5 '

Ingredientes

  • 2 orejas de cerdo, uns 650 g
  • 1 taza de agua
  • Sal y pimienta al gusto

Instrucciones

  1. Lava las orejas bajo el grifo y elimina los restos de pelos que pueda tener. Los puedes quemar con un soplete de cocina o recortar esa zona de la piel. Si ves que no los puedes quitar todos no te preocupes porque podrás hacerlo también una vez esté cocinada la oreja.
  2. Coloca las orejas en una olla grande, cubre con agua y enciende el fuego al máximo. Deja que hierva durante 10 minutos para eliminar impurezas y apaga entonces el fuego. Descarta esa agua.
  3. Coloca las orejas en la cubeta de la Instant Pot, añade 250 ml de agua y ajusta la tapa con la válvula en la posición Sealing. Si usas una olla a presión convencional, añade agua hasta que las orejas estén cubiertas.
  4. Presiona el botón Manual o Pressure Cook, presión High, y ajusta el tiempo a 20 minutos. Si vas a usar una olla a presión convencional, calcula el tiempo desde el momento en que la olla alcanza el nivel de presión.
  5. Pasado el tiempo, deja que la olla se despresurice de forma natural durante 10 minutos y elimina entonces el resto de presión.
  6. Cuando el indicador rojo baje, abre la tapa y coloca las orejas sobre una tabla cortar. Elimina si hace falta los restos de pelos que te hubieran quedado al principio. El agua que queda en la olla es pura gelatina, guárdala en la nevera en un tarro de cristal y añádela a un caldo o cómetela a cucharadas.
  7. La oreja ya está cocida y puede comerse así, pero estará más buena si preparas un guiso, la pasas un momento por la plancha o le das un golpe de grill, 10 minutos a 250 ºC.
  8. Añade sal y pimienta al gusto antes de servir.