Seguro que a ti también te ha ocurrido: vas dejando esos plátanos en el frutero porque no te apetecen y al final terminan por madurar más de la cuenta y volverse de color negro. ¿Los tiramos? ¡Ni hablar! Los plátanos maduros, incluso demasiado maduros, son perfectos para preparar esta receta sin gluten de bizcocho de plátano, también conocido como pan de plátano, que te alegrará el desayuno, el postre o la merienda, ¡tú decides!

La receta es muy sencilla y permite incorporar los cambios que te apetezcan. Por ejemplo, no poner cacao, añadir frutos secos o frutas secas a la masa, cambiar el sirope de coco por otro endulzante, o incluso no poner ninguno.

Lo que sí es importante es mantener el ratio huevos/harina de coco, pues se trata de una harina con un gran poder de absorción que necesita de una humedad concreta en la masa para que el resultado sea agradable al paladar.

Bizcocho de plátano con chocolate

Ingredientes

  • 3 plátanos bien maduros
  • 2 huevos
  • 1/3 de taza de harina de coco
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 1 cucharada de sirope de coco
  • 1/3 de taza de cacao en polvo
  • ¾ de taza de harina de almendra
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • ¼ de cucharadita de sal
  • ¼ de cucharadita de vainilla en polvo
  • ½ taza de pasta de cacao o chocolate troceado

Instrucciones

  1. Precalienta el horno a 175 º C.
  2. Engrasa el molde que vayas a utilizar con un poco de aceite de coco. Yo utilizo este rectangular de Lékué.
  3. Pela los plátanos y colócalos en una batidora o procesador de alimentos.
  4. Añade los huevos, el aceite de coco y la vainilla.
  5. Tritura hasta obtener una masa fina.
  6. En un bol aparte, combina la harina de coco, la harina de almendra, el cacao el polvo, el bicarbonato y la sal. Mezcla los ingredientes con la ayuda de una espátula.
  7. Combina los ingredientes secos con los húmedos, es decir, añade a este bol la mezcla de plátano que hemos triturado inicialmente y ayúdate de una espátula para lograr que se mezclen bien.
  8. Añade ahora la pasta de cacao o el chocolate troceado. Mezcla suavemente para que quede repartido por toda la masa.
  9. Vierte la masa en el molde previamente engrasado. Repártela de forma uniforme y nivela la superficie con la ayuda de una espátula.
  10. Hornea durante 25 minutos a 175 º C.
  11. Pasado el tiempo, apaga el horno y deja que el bizcocho repose 5 minutos antes de sacarlo.
  12. Deja que se enfríe un poco antes de desmoldar y disfrutar.

Conserva el bizcocho en la nevera para que aguante más días. Puedes consumirlo frío (¡está buenísimo!) o calentarlo unos segundos antes para que el chocolate se funda de nuevo.