Últimamente le pongo tomillo a todo: me encanta el sabor y es una de las mejores aromáticas para reforzar el sistema inmune. Así que marchando un pollo al horno con tomillo y un puntito de ajo. ¡Buenísimo!

Pollo al horno con tomillo

 Raciones: 4

 Preparación: 20 '

 Cocción: 1 h

 Total: 1 h 20 '

Ingredientes

  • Un pollo entero
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de tomillo seco
  • ¼ de cucharadita de ajo deshidratado en polvo
  • 1 taza de caldo, 250 ml
  • Sal y pimienta al gusto, algo así como ¼ de cucharadita pero dependerá del tamaño del pollo

Instrucciones

  1. Calienta el horno a 200 ºC.
  2. Coloca el pollo sobre una bandeja de horno o una fuente grande con la pechuga hacia arriba.
  3. Espolvorea por ambos lados el ajo, el tomillo, la sal y la pimienta.
  4. Rocía el aceite de oliva sobre el pollo.
  5. Vierte el caldo sobre la bandeja o la fuente.
  6. Mete la bandeja en el horno y hornea durante 15 minutos a 200 ºC.
  7. Baja entonces el horno a 175 ºC y hornea durante 45 minutos más.
  8. Pasado el tiempo, retira el pollo del horno, cúbrelo con papel de plata y deja reposar durante 15 minutos para que los jugos se asienten.
  9. Trincha el pollo empezando por los cuartos y las alas. Separa entonces las dos pechugas recorriendo la cavidad del hueso con un cuchillo de filo liso bien afilado.
  10. Sirve con el acompañamiento que prefieras.
  11. Guarda los huesos y la carcasa para preparar un caldo de huesos y aprovecha también los jugos que han quedado en la bandeja para añadirlo a un caldo que ya tengas hecho o a uno que vayas a hacer. Al refrigerarlo la grasa se solidificará y la podrás retirar sin problemas.