Durante años odié les coles de Bruselas, ahora no veo el momento de que vuelvan a estar de temporada. La clave es cocinarlas bien para evitar que sepan a mier... digo, para acentuar lo mejor de su sabor.

Coles de Bruselas salteadas

 Raciones: 4

 Preparación: 10 '

 Cocción: 10 '

 Total: 20 '

Ingredientes

  • 1 kg de coles de Bruselas
  • 2 cucharadas de ghee o mantequilla o aceite de oliva
  • Semillas de mostaza
  • Sal al gusto

Instrucciones

  1. Prepara las coles de Bruselas de la siguiente manera: corta 1 cm aproximadamente de la base y elimina unas 3 capas de hojas. Entonces corta cada col en unas 4 o 5 láminas, dependerá del tamaño de la col.
  2. Calienta las dos cucharadas de ghee, mantequilla o aceite de oliva en una cocotte o en una sartén grande.
  3. Añade las coles laminadas y saltea a fuego medio, removiendo de vez en cuando, hasta que algunos trozos estén un poco dorados. Esto suele llevar entre 7 y 10 minutos.
  4. Sirve y sazona con sal y semillas de mostaza, enteras o molidas.

Crucíferas y mostaza

Cuando masticamos o picamos crucíferas crudas, la enzima mirosinasa se combina con la glucorafanina para formar sulforafano, un potente anticancerígeno con muchas otras propiedades.

La cosa es que al cocinar las crucíferas desactivamos la mirosinasa, y bye-bye sulforafano. Por suerte hay un par de maneras de solventar el problema y una de ellas es combinarlas con mostaza en polvo o mostaza a la antigua (porque incluye las semillas), rúcula, rábanos o wasabi, ricos en mirosinasa.