Brotes de brócoli: guía rápida de germinación

Cultivar brotes de brócoli en casa es muy fácil, lo más importante es utilizar el mejor método de germinación para esta semilla no mucilaginosa y eso es justo lo que vas a encontrar en este artículo. ¡Sigue leyendo!

¿Brote, germinado o microgreen?

Antes de empezar, una pequeña distinción:

  • Se denomina germinado a la semilla que empieza a desarrollar un poco de raíz y un pequeño tallo.
  • Si dejamos que esa misma semilla siga su proceso de crecimiento hasta desarrollar un tallo más largo y los primeros cotiledones (hojas pequeñitas), entonces se trata de un brote.
  • Si dejamos que ese brote siga creciendo hasta que desarrolle las primeras hojas verdaderas, entonces se trata de una microverdura o microgreen.

Los nutrientes que contiene la planta en cada uno de estos estadios van variando. En el caso concreto del brócoli, nos interesa consumir la planta en todas sus formas, puesto que el brócoli adulto contiene micronutrientes que no están en el brote, pero el brote es especialmente poderoso en lo que respecta a su contenido en sulforafano: ¡entre 20 y 100 veces más que la planta adulta! Es decir, 100 gramos de brotes de brócoli aportan el mismo sulforafano que 1 kilo de brócoli, aproximadamente.

beneficios del sulforafano

El sulforafano es un potente modulador genético capaz de activar una vía antioxidante llamada NRF2. 

La lista de beneficios del sulforafano sigue aumentando a medida que se llevan a cabo nuevos estudios, pero aquí tienes algunos destacados:

  1. Mata las células cancerosas y protege las células sanas.
  2. Previene la obesidad disminuyendo la formación de grasa visceral.
  3. Protege contra las bacterias intestinales dañinas y reduce la inflamación intestinal.
  4. Mejora el funcionamiento del hígado.
  5. Contribuye a la eliminación de toxinas provinientes del aire.
  6. Previene las enfermedades autoinmunes.
  7. Protege contra los daños en la piel causados por los rayos UV.
  8. Reduce la inflamación en el cerebro.

Germina tus brotes de brócoli en casa

Utensilios e ingredientes

  • Un tarro germinador. Yo utilizo este tarro de la marca GEO y me funciona espectacularmente bien. Es grande y tiene un soporte de cerámica que es perfecto para recoger el agua que se va filtrando a través de la malla de la tapa.

    Si no quieres comprar un tarro específico siempre puedes crear alguna solución parecida con lo que tengas en casa: un tarro de cristal, una tela de algodón o una malla y una goma. Es importante poder dejar el tarro inclinado para que filtre el exceso de agua. Las semillas tienen que permanecer húmedas pero no encharcadas.
     
  • Semillas de brócoli para germinar. Cuidado porque las semillas de brócoli convencionales (las que son para sembrar en el huerto) no sirven. A veces se les aplica algún tratamiento antifúngico que no las harían aptas para consumir como brotes. Te dejo aquí algunos enlaces de webs donde puedes comprar semillas para germinar, de brócoli y de muchas otras verduras:
     
  • Agua filtrada

Brotes de brócoli caseros

Frasco germinador GEO con soporte

Procedimiento

  • Activa tus semillas colocando dos cucharadas de semillas en el tarro y llenándolo de agua hasta la mitad. Mantén las semillas en remojo durante 12 horas en un lugar oscuro (esto simula las condiciones que tiene la semilla bajo tierra).
  • Pasadas las 12 horas, descarta el agua y enjuaga las semillas con agua fresca, que descartarás también.
  • Coloca el tarro boca abajo en el soporte para que caiga el exceso de agua.
  • Enjuaga las semillas cada día dos veces, por la mañana y por la noche.

Aproximadamente al 5º o 6º día los brotes estarán listos para consumir.

Si han germinado en un lugar oscuro, ponlos cerca de una ventana soleada durante unas horas para activar la clorofila y que se vuelvan de color verde.

A mí me gusta eliminar las cáscaras de las semillas, para hacerlo:

  • Coloca los brotes en un bol y añade agua fresca hasta cubrirlos por completo.
  • En un par de minutos verás como las cáscaras flotan y los brotes se hunden.
  • Con la ayuda de una cuchara, retira las cáscaras de la superficie. Es imposible eliminarlas todas pero sí la gran mayoría.
  • Escurre los brotes en el tarro o en un colador y consérvalos en la nevera.

Germinar brotes de brócoli en casa

Si dejas los brotes en remojo un par de minutos podrás eliminar gran parte de las cáscaras de las semillas

Dudas frecuentes: pelusa y olor

Alrededor del segundo día verás que aparece una pelusilla blanca alrededor de las semillas. Forma parte del proceso de germinación, así que no te preocupes, desaparecerá en el siguiente enjuague.

Es posible también que los brotes empiecen a oler de forma peculiar al 5º o 6º día -por eso no me gusta dejarlos más tiempo-. Todas las brásicas huelen, el olor se atenúa al lavar los brotes.

Libro recomendado

Hay varios libros sobre brotes y germinados pero el que yo tengo y me parece de 10 es este: 

Microgreens: a guide to growing nutrient-packed greens.

Artículos recomendados

Si quieres conocer con más detalle cómo actúan de los brotes de brócoli sobre nuestra salud, te recomiendo los siguientes artículos: